Close
Type at least 1 character to search
Subir

Sandro Zendralli: color y pasión por la isla

Sandro Zendralli nació en Mendrisio, Canton Ticino (Suiza) el 11 de abril de 1946. Tras estudiar arquitectura en Lugano y Zurich, regresó a Ticino y trabajó como arquitecto durante unos cuarenta años, creando algunas de las urbanizaciones más bellas de Bellinzona, haciendo un gran trabajo de armonización de la arquitectura con el territorio. La expresión pictórica fue, sin embargo, la primera forma de creatividad que nació en él desde muy joven y que lo acompañará hasta el día de hoy en un camino que aúna pintura y arquitectura.

Zendralli trabajó durante 40 años como arquitecto en Bellinzona, la capital de la suiza italiana. Durante esas cuatro décadas creó edificios racionalistas, siguiendo la línea de su compatriota Le Corbusier, tratando de armonizar la construcción con el territorio. Además, trabajo en la rehabilitación de algunos de los edificios históricos de la ciudad, como la Banca Popolare di Sondrio, el Condominio o la Fondazione Carenini.

 

«Hoy he cambiado por completo y uso colores, esos que vienen de lo más profundo de mi ser, sin conexión con mi pasado. Son solo los aspectos positivos los que sin embargo, siempre llevo conmigo, los recuerdos de estos períodos tan hermosos de mi vida, la capacidad de vivir con poco y adaptarme a cada situación … »

Sandro Zendralli

 

En los últimos años se ha centrado más en la pintura y ha mostrado su obra en una gran variedad deexposiciones, como en Pavia, Génova o Venecia. Este polifacético artista, que reflexiona en sus pintoras en torno al color y la materia, reside hoy en día en la isla de Ibiza, concretamente desde 2014. Desde entonces, muchas han sido las exposiciones con las que hemos podido disfrutar de su talento, como por ejemplo:

  • Club Diario de Ibiza (2014)
  • Cocoq (2015)
  • Le Pigeon Voyageur (2016)
  • Hotel Ocean Drive Talamanca (2022)

 

 

«Son obras inspiradas en Ibiza y por eso el color dominante es el azul. La isla me ha aportado mucho, porque para un artista suizo que ha vivido siempre rodeado de montañas esta luz es casi mágica»

 

Sus obras se presentan en diferentes formatos, jugando con lo abstracto y lo figurativo, pero donde se pueden reconocer flores y plantas, paisajes, soles o figuras humanas entre grandes trazos de colores llenos de vida que se superponen y que aparecen entre brochazos rectos y circulares.

Zendralli, se reconoce un heredero de la filosofía del pop art, aunque su pintura esté más cerca de las vanguardias de principios del siglo pasado y de artistas como Francis Picabia.

 

«Lo que mueve mi impulso creativo es simplemente un sentimiento de felicidad y de amor…, un himno a la vida, a la capacidad de repescar emociones incontaminadas de mi juventud y traspasarlas a la tela con el equilibrio de los colores, como un sueño con los ojos abierto».

Encuentra más información sobre él en su sitio web y redes sociales.

X