Close
Type at least 1 character to search
Subir
Fotografia Melon

Conoce la fotografía de Melon: cuerpos femeninos y emociones a flor de piel

Alejandro de Hoyo (Cádiz, 1985), más conocido artísticamente en el mundo de la fotografía como «Melon«, es un gaditano afincado en la isla de Ibiza desde hace más de 25 años. Apasionado por la fotografía desde su infancia, no tardó demasiado en darse cuenta de que capturar escenas, momentos y personas escondía mucho más que aquello que a simple vista se podía ver.

Aunque comenzó fotografiando objetos y paisajes, su talento explotó con el uso de las herramientas y cámaras digitales, pero sobre todo, con el descubrimiento de todo lo que era capaz de captar mediante la fotografía de retratos: sentimientos, personas, miradas, siluetas, pieles, texturas, rasgos, razas y todas aquellas cosas que no pueden expresarse a través de las palabras, pero sí mediante la imagen.

 

Hace 4 años que este artista decidió volcarse en su pasión: la fotografía. Hoy en día, gracias al uso de herramientas de postproducción, mucha creatividad y talento, Melon ha sabido desarrollar su propio carácter artístico, mezclando realidades y ficciones, piel y emociones, unidas de una manera tan fina que se hace difícil distinguirlas.

 

Entrevista a Melon, Alejandro de Hoyo

Melon, fotógrafo de Ibiza

 

¿Quieres conocer un poco más sobre la trayectoria de Melon? Estas son sus exposiciones:

Exposiciones pasadas

-Castillo de Sta. Ana – Roquetas de Mar (Almería) en 2020.

-Las Dalias (Ibiza) Junio de 2022.

 

Exposiciones temporada 2022

-Districte Hipérbole (Ibiza) 22 de septiembre de 2022.

-Can Cameta Café (Ibiza) noviembre de 2022.

 

Temporada 2023

-Can Tixedó (Ibiza).

-Rest. El Destino (Ibiza).

-Sala de cultura Sa Nostra (Ibiza).

 

Entrevista a Alejandro de Hoyo, «Melon»

– Melon, cuéntanos un poco sobre lo que haces ¿Cómo describirías tu arte?

Mi disciplina es la fotografía. Me encanta trabajar con el blanco y el negro, el contraste entre la luz y las sombras, llevándolo al extremo, romper con lo que se enseña de cómo debe ser una foto en blanco y negro. En parte por la elegancia que da, pero también por la intriga y el trasfondo. Mi mente inquieta hace que me centre de pleno en la fotografía conceptual, fusionando el retrato en blanco y negro, con el fluir de la imaginación, creando imágenes abstractas y surrealistas que hablan de sentimientos y sensaciones sugerentes e intrigantes.

Me gusta crear imágenes surrealistas sin sentido que a la vez te lo dicen todo. Las fotos no las hago porque sí: ya voy con una idea estudiada previamente, que luego tengo que adaptar a la persona que está posando.

Actualmente, he ido un paso más allá donde trabajo no solo el retrato sino el cuerpo, lo cual me permite explayarme, el margen de expresión es mayor y se acerca más a la idea que tengo en la mente.

Trabajo con personas que no conozco y que ni siquiera he visto previamente, así dejo abierta la puerta de la espontaneidad, del fluir, del momento, del aquí y del ahora.

Mi arte es lo que siento, lo que veo y lo que intento plasmar de forma autodidacta porque intenté aprender en escuelas y veía que me encasillaban, no me dejaban ser libre.

 

– ¿Cómo nació tu pasión por el arte y la fotografía?

He tenido la suerte de que, desde pequeño, tanto en casa de mis padres como de mis tíos, se ha tenido cultura por el arte en todos sus sentidos, ya sean libros, pinturas, música, historia, arquitectura, religión… Todo aquello donde hubiera algo de conocimiento que enriqueciera mi pensamiento y personalidad, me lo transmitían.

Nací en la tierra de grandes artistas mundiales como Murillo, Picasso, Velázquez, Lorca, Góngora, Maria Zambrano o Gustavo Adolfo Bécquer, entre otros, y eso se respira en el día a día por las calles, donde todos los ancianos les cuentan los éxitos de estos artistas a los más pequeños… ¡Cómo no voy a tener pasión por el arte! Desde que cogí en mis manos aquella primera cámara que me regalaron cuando era pequeño, algo despertó en mí y ahora está dando sus frutos.

– ¿Qué cosas te inspiran? ¿Cuáles son «tus musas»?¿Qué quieres expresar?

La mujer, fin. Eso no quiere decir que no trabaje con el hombre, pero a día de hoy no he encontrado a modelos masculinos para sacar la idea que tengo en mente. Quiero romper con la rutina, los patrones estipulados, la imagen que debemos dar como hombres. Quiero romper con eso y crear algo nuevo, pero, como digo, cada vez que lo propongo la respuesta es un no. Pero llegará, sé que va a llegar. En cambio, la mujer es otro mundo. La mujer tiene las ideas claras, sabe lo que quiere, se analiza, se estudia, quiere superarse, tener experiencias nuevas, probar, conocerse, cambiar, experimentar, pero sobre todo, se abre, y cuando una mujer se abre a ti y a la cámara, te lo da todo, y ella misma llama a la inspiración.

Para mí lo más bonito de esto es ver sus rostros cuando ven el resultado y te dicen: «¿Cómo sabías que me sentía así? ¿Cómo sabías que estaba pensando eso?». Eso para mí es el mayor premio que me puedo llevar.

Con mi fotografía lo que intento expresar es todo aquello que no se puede decir, ya sea porque no hay palabras para describirlo o directamente porque no puede ser nombrado. No es fácil ponerle palabras a las sensaciones, emociones o pensamientos. Aquí es donde se cumple aquello de “una imagen vale más que mil palabras”.

 

– Cuéntanos un poco sobre tu proceso de creación… ¿Cómo es?

El primer paso es buscar una modelo. Siempre me preguntan, ¿Qué requisitos hay que tener para ser tu modelo? A lo que yo respondo: Ser mujer y tener un cuerpo.

Una vez realizada la sesión fotográfica, toca pasar a la postproducción digital, que es donde realmente se crea la magia. En la sesión se va fraguando y el proceso posterior es cuando ve la luz. A pesar de lo que muchos piensan, en el proceso de postproducción, todo está realizado a mano. Lógicamente, utilizo programas de edición, pero aun así todo se crea a mano alzada. He sustituido la sala de revelado con los productos químicos, aparatos de revelado, luces rojas y demás por un cuarto a oscuras donde paso horas y días encerrado editando las fotos. La obra que menos me ha llevado realizar han sido unas 8 o 9 horas, y la que tiene mi récord personal, más de 24 horas de edición.

 

– ¿Qué artistas te han servido de inspiración? ¿Cuáles son tus principales referentes?

Me gusta mucho ver y analizar las obras de varias artistas jóvenes, poco conocidas, como son Rebecca Vilches o Carla Akiko. Sus estilos son todo lo contrario al mío, pero algo me inspiran. También podría nombrar a Charo Guijarro, David Bellemere, Kike Arnaiz, Bambú (All These Humans), Silvia Grav o Peter Lindberg.

Realmente lo que me inspira, asombra y aprendo de ellos, es su técnica, más que de sus obras, cada uno en su línea, totalmente diferente y que no tienen nada que ver con mi estilo.

 

– ¿Qué cambiarías del mundo del arte en Ibiza?

Cambiar, no sé, añadir, sí. Veo que hay poco movimiento o poca publicidad. Parece como si todo fuese un coto privado de caza. Si te mueves en este ámbito sí te enteras de la oferta cultural y artística. Pero la gente no suele enterarse de cuando hay eventos, exposiciones o quizás un simple concierto. Si vives en la ciudad igual tienes un poco más de suerte, pero si te mueves por las redes no te puedes fiar. Yo, en mi caso, no he podido asistir a eventos, firmas de libros, exposiciones y demás por la falta de información o publicidad. La prensa no avisa antes de, si no, después de.

Veo que se les da mucha publicidad a cosas vacías, y el arte, que es posiblemente, junto a la educación y la sanidad, uno de los pilares más fuerte de la sociedad, pasa desapercibido.

Hay mucho artista desconocido esperando una oportunidad en Ibiza. Gente con mucho talento que no sabe bien a dónde dirigirse cuando empiezan, o ya llevan tiempo en el mundillo, pero el círculo se les ha quedado pequeño, cuando la realidad, hay un sinfín de lugares donde acudir para exponer sus obras. Falta esa ayuda, ese empuje, el cual si veo en la península. ¡Ojo! Estoy hablando de la comunicación, de la publicidad. En el sur de España se hace todo lo posible para que un evento se llene y se sepa que se va a realizar.

 

Visita las redes sociales de Melon y descubre más sobre él y sus obras:

Instagram @mellonfotografia

X